Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La importancia de dormir

Cuando duermes lo suficiente, quizá observes que te es más sencillo controlar los niveles de glicemia. Estarás más alerta durante el día, tendrás más energía, menos estrés y una mejor predisposición para monitorear y controlar tu diabetes.

Además de otros aspectos que pueden interferir con tus horas de sueño, como los cambios en la rutina o el estrés, las personas con diabetes pueden tener posibles complicaciones asociadas al sueño. Tanto los niveles altos como bajos de glicemia pueden interrumpir el sueño. Es posible que las personas con diabetes tipo 2, que no duermen lo suficiente, sean más resistentes a la insulina y les sea más difícil controlar los niveles de glicemia.1 El síndrome de apnea obstructiva del sueño también es frecuente en personas que tienen diabetes tipo 2 y la neuropatía puede causar dolor en las piernas, lo que no les permite dormir.1

La buena noticia es que todo eso se puede controlar y es posible dormir y descansar toda la noche. Teniendo esto en cuenta, a continuación incluimos algunos consejos para poder dormir bien.

8 consejos útiles para dormir bien

  1. Relájate antes de ir a dormir. Procura terminar cualquier actividad física, quehacer u otra actividad diaria al menos una hora antes de acostarte.
  2. Si es posible, acuéstate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Trata de no dormir siesta durante la tarde.
  3. No comas mucho antes de irte a dormir, ni tomes alcohol o cafeína en la noche.
  4. De hecho, evita tomar líquidos al menos una hora antes de acostarte, así no te despertarás a la madrugada para ir al baño. Ve al baño antes de acostarse.
  5. Si estás estresado, intenta practicar técnicas de relajación como: meditación, respiración profunda, yoga, leer el libro que más te guste, escuchar música tranquila o escribir en un diario.
  6. Haz de tu habitación un lugar cómodo, que no esté ni demasiado frío ni demasiado caluroso, que haya tranquilidad y oscuridad. Si utilizas tu habitación como oficina o como una sala de estar, trata de cambiar esta disposición. Tu habitación debe ser un lugar para descansar, no para distraerte.
  7. Apaga todos los dispositivos electrónicos antes de acostarte, especialmente, los dispositivos móviles como el celular o las computadoras portátiles.
  8. Sabemos que amas a tus mascotas, pero ellas pueden interrumpir las horas de sueño, así que trata de que no duerman en tu cama o, si tienes alergias, directamente que no duerman en tu habitación (por supuesto que esto no incluye a los perros de alerta médica).

Cómo controlar los niveles de glicemia a la noche

Es importante que monitorees tus valores de glicemia una hora antes de irte a dormir. Para evitar que los niveles de azúcar en sangre disminuyan durante la noche, puedes ingerir un tentempié que ayude a mantener niveles normales de glicemia durante toda la noche, indicado por tu nutricionista. Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de glicemia a las 3:00 de la mañana para asegurarse de que los niveles de glucosa se mantengan estables.1 Si utilizas un microinfusor de de insulina, ajusta los índices basales en caso de que tus niveles de glicemia tiendan a disminuir durante la noche.

Cuándo consultar a tu médico

Si tienes problemas para dormir, esperamos que estos consejos te sean útiles. Sin embargo, si aún continúas teniendo poblemas para dormir bien por la noche o si alguien te dice que roncas, considera hablar con tu médico. El ronquido es un indicador de apnea, la cual está asociada a la presión alta, a las enfermedades cardíacas, al reflujo gastroesofágico y a la fatiga.1

 

1Su L. et al., (2015) Clinica features, levels of protein carbonyl in serum of obstrucitive sleep apnea syndrome with type 2 diabetes mellitus., 29(14):1275-8, Acceso: 24 de agosto 2015

Compartir

Archivado como: