Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Ese tesoro llamado lactancia materna

Está comprobado que la lactancia materna es la forma de alimentación que contribuye con mayor efectividad al desarrollo físico y mental del niño, ya que proporciona nutrientes en calidad y cantidad adecuadas. El Ministerio de Salud (Minsal) recomienda lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida, debido a que otorga múltiples beneficios como el menor riesgo de contraer enfermedades infecciosas, -la leche humana contiene una variedad de elementos inmunológicos que destruyen bacterias, virus y parásitos (llamada defensa pasiva)- y acelera la maduración de los órganos y el sistema inmunológico del niño (defensa activa).1

Por otra parte, la leche materna no requiere manipulación, preparación ni elementos adicionales como cucharas, biberones, chupetes, etc. lo que elimina el riesgo de contaminación de los alimentos y/o utensilios de cocina, previniendo enfermedades infecciosas del tracto digestivo.2

Otros beneficios:

  • La leche materna contiene la cantidad precisa de nutrientes que requiere un ser humano, a diferencia de la leche de vaca o las fórmulas adaptadas que contienen otros o mayor cantidad de nutrientes.3
  • Los niños alimentados con leche materna tienen menos riesgo de desarrollar sobrepeso a corto plazo en relación a los alimentados con fórmulas, así como de desarrollar enfermedades crónicas como Diabetes Mellitus.2 -3
  • Salud bucal: mejor desarrollo de los arcos dentales, paladar y otras estructuras faciales y presentan una incidencia menor de caries que los niños que reciben mamadera1.
  • Desarrollo Psicomotor: son niños más activos, con mejor desarrollo psicomotor y capacidad de aprendizaje.1
  • Agudeza Visual: se observa mayor agudeza visual entre los niños que fueron amamantados con leche materna comparados con los alimentados con fórmulas. 1
  • Formación de vínculo madre-hijo: el contacto visual y piel a piel, favorece el apego y estimula la creación de vínculos de amor y seguridad entre la madre y el niño, que será una de las bases importantes en el desarrollo de su personalidad y seguridad en sí mismo. 1
  • La succión de la mama en las horas posteriores al parto puede reducir en la madre el riesgo de la hemorragia y la retracción del útero materno.1
  • Salud de la madre: La lactancia produce cambios metabólicos en la mujer que le ayudan a aprovechar mejor los alimentos que ingiere. Se asocia con un menor riesgo de cáncer de ovario, de endometrio y mamario en la pre menopausia. 1
  • Economía familiar: La lactancia permite un importante ahorro de recursos a nivel familiar ya que los sustitutos de la leche materna son caros.1

Referencias:

  1. Ministerio de Salud, “Proyecto de Fortalecimiento de la Lactancia Materna y del Programa Nacional de Alimentación Complementaria (PNAC)”, 2016. Disponible en: http://dipol.minsal.cl/wrdprss_minsal/wp-content/uploads/2016/09/2016.09.13-Proyecto-incorporaci%C3%B3n-FI-PNAC-rev-JMAR-NNS-ACP.pdf, [visitado el 22/05/2017).
  2. Díaz-Gómez NM, Doménech E., “Avances en lactancia materna”. Can Ped 2000; 24:39-46.
  3. Stuebe, Alison, “Lactancia y diabetes: beneficios y necesidades especiales”. Diabetes Voice 2007; 52 (1): 26-29. Disponible en https://mimosytta.files.wordpress.com/2008/06/lm-y-diabetes.pdf, [visitado el 22/05/2017).

Compartir

Archivado como: