Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

¿Qué debo saber tras un diagnóstico de Diabetes Mellitus tipo 1?

 

 

Si recientemente has recibido un diagnóstico de diabetes mellitus tipo 1 (DM1) o eres un papá preocupado por que tu hijo tuvo su debut de DM1, de seguro debes tener muchas preguntas.

 

Lo primero que debes saber es que hoy en día existen las herramientas necesarias para que la diabetes se acomode al estilo de vida de cada persona, sin importar su edad o tipo de diabetes. 

 

Si bien se deben realizar cambios relacionados a la alimentación y estilo de vida, como agregar nuevas rutinas relacionadas al monitoreo de tu glucosa en sangre y la administración de insulina1,2, una vez conocidos, los jóvenes y niños con esta condición se podrán adaptar a ellos y continuar realizando actividades comunes y cotidianas como ir al colegio, jugar o salir de vacaciones, entre otras.

 

En este artículo te explicaremos algunos aspectos que necesitas saber tras recibir un diagnóstico de DM1 o -como muchos pacientes y profesionales le dicen- debutar con diabetes.

 

No obstante, ten en cuenta que las recomendaciones que entregaremos a continuación están basadas en estándares generales y que de ninguna forma deben contradecir o reemplazar las indicaciones que tu equipo de salud te irá entregando. 

 

En caso de cualquier duda o pregunta, consulta siempre con tu equipo de salud.  

Lo básico sobre DM1

 

¿Qué es la diabetes tipo 1? 

De acuerdo a la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) la diabetes tipo 1 es causada por una reacción en la que el sistema inmune del propio cuerpo daña a las células beta del páncreas, las cuales son las responsables de producir una hormona llamada insulina. Como consecuencia, el cuerpo no produce insulina o la cantidad que produce no es suficiente3,4.

 

Si bien aún no se han descubierto las causas específicas, existen diferentes hipótesis:  una de ellas explica que esta reacción autoinmune se origina a raíz de la combinación de una sensibilidad genética y un desencadenante ambiental, como por ejemplo, una infección viral, algunas toxinas o factores alimenticios4.

 

La diabetes tipo 1 es la primera causa de diabetes en la infancia, pero puede ocurrir a cualquier edad. Por el momento, es importante saber que no se puede prevenir4

 

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona que ayuda a regular el ingreso de azúcar en sangre a las células del cuerpo para ser utilizada como energía. Sin ella, el azúcar en sangre no puede ingresar a las células y se acumula en el torrente sanguíneo; estos niveles elevados son dañinos para el cuerpo, causando muchos de los síntomas y complicaciones de la diabetes5.

 

La sintomatología característica de la DM1 consta de una sed excesiva (polidipsia), visión borrosa, micción frecuente (poliuria), falta de energía o fatiga, hambre constante, pérdida de peso repentina y, muchas veces en el caso de los niños, episodios de orina nocturna donde llegan a mojar la cama. Estos síntomas pueden o no llegar a presentarse previos al diagnóstico y en algunos casos se presentan sólo algunos de ellos4.

 

No obstante, es importante recordar que con un tratamiento apropiado de insulina diaria, un control regular de la glucosa en sangre, educación y apoyo continuo, los niños y jóvenes con DM1 pueden llevar vidas saludables, retrasar o prevenir muchas de las complicaciones que se asocian con esta patología4

 

El uso de insulina 

¿Por qué se indica administrar insulina? Los pacientes con diabetes tipo 1 necesitan de la insulina exógena (inyecciones o bomba de insulina) para mantener sus niveles de glucosa dentro de un rango de valores óptimos6. Se debe iniciar con su administración apenas se diagnostique la diabetes, ya sea de forma ambulatoria o en hospitalización.

 

Existen 2 tipos de insulina y se clasifican de acuerdo a la rapidez con la que actúan, cuándo alcanzan su punto máximo y cuánto duran en el cuerpo6, se trata de la insulina basal y la insulina prandial.

 

  • Insulina basal7 (insulinas de acción intermedia, insulinas de acción prolongada o insulinas de acción ultralarga). Tienen un inicio de acción y un efecto total muy variado entre una y otra por lo que es importante conocer claramente cuál te han indicado. Se les denomina también insulinas basales ya que están encargadas de normalizar la glicemia de ayunas y pre prandiales.
     

Son insulinas basales7:
 

  • La insulina de acción intermedia que suele llegar al torrente sanguíneo entre dos y cuatro horas después de la inyección, alcanza su punto máximo entre cuatro y doce horas y es eficaz entre 8-12 a 18 horas. Tipos: NPH (Humulin N, Novolin N).
     

  • La insulina de acción prolongada llega al torrente sanguíneo varias horas después de la inyección, actuando hasta 24 horas. Tipos: degludec (Tresiba), detemir (Levemir) y glargina (Basaglar, Lantus).
     

  • La de acción ultralarga llega al torrente sanguíneo en seis horas y dura unas 36 horas o más. Tipos: glargina u-300 (Toujeo).

  • Insulina prandial (insulinas rápida y ultrarrápida). Se utilizan para disminuir la glicemia después de una comida (hiperglicemia postprandial), y es el tipo de insulina que se utiliza en los micro-infusores o bombas de insulina. Su efecto también es variable según el tipo que te ha prescrito tu médico.

Son insulinas prandiales7:
 

  • Insulina de acción ultrarápida, comienza a actuar unos 5-15 minutos después de la inyección, alcanzando su punto máximo aproximadamente una o dos horas después de la inyección, y dura entre dos y cuatro horas. Tipos: insulina aspart (Fiasp, NovoLog), insulina glulisina (Apidra) e insulina lispro (Admelog, Humalog).
     

  • La insulina regular o rápida, suele llegar al torrente sanguíneo en los 30 minutos siguientes a la inyección, alcanza su punto máximo entre dos y tres horas después de la inyección, y es eficaz durante aproximadamente tres a seis horas. Tipos: Regular humana (Humulin R, Novolin R, Velosulin R).

 

Estas insulinas son administradas a través del régimen de bolo basal6 , el cual consta del uso de insulinas prandiales (acción rápida o ultrarápida) administrada con las comidas principales e insulina basal administrada una o dos veces al día (por la noche o por la mañana y por la noche). 

 

Recuerda que estos son esquemas generales y es tu equipo médico quien estará a cargo de indicar el tipo y dosis de insulina según tus requerimientos. 

 

Horarios de insulina y comidas

Con la ayuda de un equipo de salud especializado se puede encontrar una rutina de insulina adecuada para cada persona y su estilo de vida8.

 

Una recomendación general es planificar los horarios de comidas y de administración de insulina para que sean consistentes en el tiempo, es decir, mantener ambos horarios en el mismo momento del día todos los días. Esto ayudará a mantener niveles de azúcar en sangre más consistentes y dentro del rango9

 

Otras recomendaciones que pueden ayudar son9:

 

  • Consumir alimentos con al menos 3-4 horas de diferencia. De esta forma no se superpondran las dosis de insulina de acción rápida.
     

  • Realizar controles de azúcar en sangre 2 horas después de las comidas principales. Esto permitirá evaluar el momento en que la dosis de insulina de acción rápida o ultrarápida está alcanzando su punto máximo y su efecto en bajar la glicemia posterior a una comida.

 

Monitoreo y autocontrol 

¿Por qué es importante medir regularmente los niveles de glucosa en sangre?

 

El automonitoreo de la glicemia ayuda a comprender cómo varían los niveles de azúcar en sangre durante el día, con esta información, los equipos médicos pueden ajustar la dosis de insulina para cada persona y su caso específico6

 

Como base, la IDF recomienda a los pacientes con DM1 que midan su nivel de glucosa en sangre al menos cuatro veces al día6. Consulta con tu equipo de salud cuáles son los objetivos de glicemia de acuerdo a la edad y tratamiento. 

 

El autocontrol de la glicemia es una herramienta reconocida en la gestión de la diabetes, cuyos objetivos son mejorar la calidad de vida del paciente, mejorar su control glicémico, evitar episodios de hipoglicemias, tratar episodios de hiperglicemia y prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas2

 

Dispositivos para controlar y administrar insulina 

Según lo indica IDF la insulina puede ser administrada de 3 maneras: a través una jeringa, de un pen (lápiz) de insulina o de una bomba de insulina11,6

 

De acuerdo a la American Diabetes Association (ADA), entre las ventajas específicas del uso de una bomba de insulina para pacientes con DM1 se encuentran12:

 

  • Supresión de las inyecciones individuales de insulina

  • Administración de insulina con más exactitud 

  • Menos fluctuaciones severas en los niveles de glucosa en sangre

  • Dispensación puntual y más exacta de bolos de insulina

  • Más flexibilidad con respecto al tipo de comida y la hora de ingesta

  • Reducción de los episodios serios de nivel bajo de glucosa (hipoglicemia)

  • Supresión de los efectos imprevisibles de la insulina de acción intermedia o prolongada

  • Realización de ejercicio sin necesidad de consumir una gran cantidad de carbohidratos

 

 

 

Por otro lado, la tecnología relacionada al monitoreo de la diabetes ofrece desde medidores de glucosa en sangre (BGM en inglés) y monitoreo continuo de glucosa (CGM en Inglés)13. Cabe mencionar que la medición en este último caso es a través de la glucosa intersticial y no capilar o en sangre, por lo que deben calibrarse diariamente con glicemias capilares en sangre (BGM)

 

Los sistemas BGM miden los niveles de glucosa en un solo momento, mientras que los sistemas CGM revisan continuamente los niveles de glucosa durante el día y la noche, e incluso existen dispositivos que pueden alertar niveles demasiado altos o demasiado bajos14.

 

Sin duda, hoy en día los dispositivos son más fáciles de usar y son menos invasivos para los pacientes. Existen muchas opciones, el objetivo es encontrar lo que mejor se adapte a las necesidades de cada persona13.

 

EDU.15.01.2021

 

Referencias

(1) American Diabetes Association (ADA). Diabetes tipo 1. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: http://archives.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/diabetes-tipo-1/

 

(2) Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Diabetes y nutrición. Diabetes tipo 1. [Internet]. SÍNTESIS. . 2017 [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: https://sintesis.med.uchile.cl/index.php/profesionales/informacion-para-profesionales/medicina/condiciones-clinicas2/medicina-interna/diabetes-y-nutricion/976-1-02-1-004
 

(3) National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK). What is Diabetes?. [Internet]. 2016. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/what-is-diabetes 

 

(4) International Diabetes Federation (IDF). Atlas de la Diabetes de la FID. Novena Edición 2019. [Internet]. International Diabetes Federation. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://www.diabetesatlas.org/upload/resources/material/20200302_133352_2406-IDF-ATLAS-SPAN-BOOK.pdf
 

(5) Centers for Disease Control and Prevention (CDC). What Is Type 1 Diabetes?. [Internet]. 2021. Centers for Disease Control and Prevention. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://www.cdc.gov/diabetes/basics/what-is-type-1-diabetes.html
 

(6) International Diabetes Federation (IDF). Diabetes tipo 1. [Internet]. International Diabetes Federation. . 2020  [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: https://idf.org/aboutdiabetes/type-1-diabetes.html
 

(7) American Diabetes Association (ADA). Insulin Basics. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://www.diabetes.org/healthy-living/medication-treatments/insulin-other-injectables/insulin-basics
 

(8) American Diabetes Association (ADA). Insulin routines. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://www.diabetes.org/healthy-living/medication-treatments/insulin-other-injectables/insulin-routines
 

(9) University of Iowa Stead Family Children’s Hospital. Insulin and meal schedules for type 1 diabetes.  [Internet]. University of Iowa Stead Family Children’s Hospital. [citado 11 marzo 2021]. Disponible en: https://uichildrens.org/health-library/insulin-and-meal-schedules-type-1-diabetes
 

(10) American Diabetes Association. Control de la glucosa. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: http://archives.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/el-control-de-la-glucosa-en-la-sangre/control-de-la-glucosa.html
 

(11) American Diabetes Association. Newly Diagnosed. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: https://www.diabetes.org/diabetes/newly-diagnosed
 

(12) American Diabetes Association. Ventajas de usar una bomba de insulina. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: http://archives.diabetes.org/es/vivir-con-diabetes/tratamiento-y-cuidado/medicamentos/insulina/ventajas-de-usar-una-bomba-de.html
 

(13) American Diabetes Association. Dispositivos y tecnología. [Internet]. American Diabetes Association. [citado 15 febrero 2021]. Disponible en: https://www.diabetes.org/healthy-living/devices-technology
 

(14) Heinemann L. (2018). Continuous Glucose Monitoring (CGM) or Blood Glucose Monitoring (BGM): Interactions and Implications. Journal of diabetes science and technology, 12(4), 873–879. https://doi.org/10.1177/1932296818768834 

 

Compartir

Archivado como: