Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Especialistas explican ventajas y mitos en torno a las bombas de insulina

Accu-Chek® News conversó sobre estos dispositivos y su experiencia clínica con los tres expositores del “Seminario Internacional sobre Microinfusores de Insulina” organizado por Accu-Chek®, los doctores Francisca Ugarte, directora médica de la Clínica Los Andes de Chile; Lucas Rista, director del Centro de Diabetes, Nutrición e Investigaciones Clínicas de Rosario, Argentina, y Mónica Gabbay, de la Unifesp Sao José Dos Campos, Brasil.

Actualmente, las bombas de insulina son pequeños dispositivos computarizados que imitan el funcionamiento natural del páncreas suministrando constantemente al organismo la insulina basal y las dosis adicionales (bolos de insulina) que requiere. Cuando se utiliza un microinfusor de insulina, ya no hay necesidad de inyecciones. El microinfusor suministra la insulina que el cuerpo necesita continuamente por medio de una cánula subcutánea. A diferencia de la terapia de múltiples inyecciones diarias, el microinfusor solo suministra insulina de acción rápida o ultra rápida1.

Accu-Chek® News conversó sobre estos dispositivos y su experiencia clínica con los tres expositores del  “Seminario Internacional sobre Microinfusores de Insulina”, organizado por Accu-Chek®, en septiembre de 2016 en  Santiago, al que asistieron más de 200 médicos de todo el país.

Los entrevistados fueron: la Dra Francisca Ugarte, directora médica de la Clínica Los Andes de Chile; el Dr. Lucas Rista, director del Centro de Diabetes, Nutrición e Investigaciones Clínicas de Rosario, Argentina, y la Dra. Mónica Gabbay, de la Unifesp Sao José Dos Campos, Brasil.

Beneficios y desafíos de las bombas de insulina

A juicio de la Dra. Francisca Ugarte, que atiende a pacientes hasta los 18 años, las principales ventajas del uso de la bomba de insulina es que “da una gran flexibilidad de vida y ayuda a la prevención de hipoglicemias”.  Y agrega: “Utilizarla es un gran desafío, ya que el primer periodo es muy intenso, de muchas dudas y preocupación por posibles errores, pero una vez que aprenden es una maravilla,  a mí como médico solo me contactan de vez en cuando, si hay algún cambio importante o el niño está enfermo”.

Por su parte, el Dr. Lucas Rista dice: “Los pacientes con diabetes tipo 1 que usan la infusora de insulina siempre dicen que les cambió la vida para bien, con lo profundo que es esto. Les quita estrés, los relaja, porque es un tratamiento mucho más flexible que les permite acomodar el tratamiento a su vida y no su vida al tratamiento. Esto es muy importante, porque todas las personas vivimos distinto. Algunos jugarán tenis, otros nadarán, el otro trabajará todo el día”.

La Dra. Mónica Gabbay agrega que es especialmente útil para los niños, “ya que las madres no necesitan saber todo el día qué hace su hijo, les otorga mayor independencia”.

Otro aspecto importante, señala el Dr. Risto, es que “la esperanza de vida de una persona con diabetes, en tratamiento con bomba, que tiene buen control metabólico y buena variabilidad glicémica es igual a la población general, los mal controlados no solo viven menos sino que en peores condiciones”.

A quienes sí se les recomienda

Para la Dra. Gabbay, “es especialmente útil para las personas con diabetes tipo 1, pero todos pueden utilizar la bomba;  a quienes tienen diabetes tipo 2 se les recomienda si no logran controlar sus glicemias. En mi consulta privada tengo pacientes que la usan, a pesar de que no están dentro del programa estatal que cubre este sistema”.

La bomba de insulina “tiene claramente indicación en pediatría,  en adolescentes, embarazadas, y en aquellas personas que no tienen buen control de su diabetes, que no logran los objetivos de hemoglobina glicosilada y variabilidad glicémica. Yo siempre digo que para indicación de bomba hay que tener diabetes, analizamos la justificación para recetarla, en verdad todos los pacientes mejoran con ella”, afirma el Dr. Rista.

También es muy útil para los deportistas. “Tengo un paciente que es atleta, con la bomba se puede manejar mucho mejor que con cualquiera de los otros esquemas. Sin ella se puede llevar un buen control, pero con mucho más esfuerzo, hay mayor rigidez en los horarios de comidas”, relata la Dra. Ugarte.

“En los lactantes –prosigue- creo que es una necesidad absoluta, porque son dosis de insulina muy pequeñas y variables, con esto se pueden manejar mucho mejor. La bomba ayuda mucho al control de las hipoglicemias y a disminuir la variabilidad glicémica”.

A quienes no se les recomienda

No son buenos candidatos a usar bombas de insulina “aquellos pacientes que no son capaces de tener una buena adherencia a las indicaciones de alimentación, de conteo de hidratos de carbono, de registros, de realizarse las glicemias capilares o que no llegan a los controles médicos”, dice la Dra. Ugarte. A lo que agrega el Dr. Risto, “quienes que no están estables emocionalmente, que tienen trastornos neurológicos o de la alimentación. En realidad son los menos”.

Mitos

“La mayoría de los padres piensan que las bombas funcionan solas, que no hay nada que hacer, pero no son mágicas",  advierte la Dra. Gabbay. "El otro mito es que producen  cetoacidosis, pero esto no es un problema para las pacientes bien entrenados”, añade. 

Asimismo sucede con las infecciones en el sitio del catéter, “aunque es una posibilidad, si el paciente sigue bien las instrucciones del equipo de Salud, son realmente muy raras. He tenido solo un caso en toda mi carrera”, cuenta el Dr. Risto. Este facultativo colocó su primera bomba en el  año 2008. Actualmente tiene más de 100 pacientes con bomba de todas las edades, en su mayoría con diabetes tipo 1.

“Mucha gente pregunta: ¿la bomba es una cirugía? ¿Me tengo que operar para ponerme la bomba? Esto es por desconocimiento”, continúa el médico argentino. “Otro mito es que usa las dos insulinas, cuando en realidad utiliza la insulina ultra rápida”, añade.

El desconocimiento abarca incluso ámbitos más íntimos. “Los pacientes adultos preguntan, ¿qué pasa con la bomba cuando haga el amor? La primera e incluso la segunda vez la desconectan, después cuando pintó el amor, pintó el amor, la incorporan a su imagen corporal y no pasa nada. Para ducharse o bañarse en piscinas o en el mar se las sacan, pueden estar hasta dos horas desconectados sin tomar ninguna decisión, solo volvérsela a poner. Si es más rato, hay un protocolo que seguir”, afirma.

[1] Literatura Tome un  nuevo camino: Terapia con microinfusor con sistema Accu‑Chek® Combo. 2017. Pág. 9. Roche Chile Ltda.

 

Compartir

Archivado como: